24h Canarias.

24h Canarias.

El incendio forestal de verano en Tenerife costó al Gobierno de Canarias una suma de 177 millones de euros.

El incendio forestal de verano en Tenerife costó al Gobierno de Canarias una suma de 177 millones de euros.

El Gobierno de Canarias ha publicado un informe en el que revela los daños económicos causados por el incendio forestal del verano pasado en Tenerife. Según el informe, se estima que los daños ascienden a 177 millones de euros. El incendio afectó a casi 14,000 hectáreas en 12 municipios, siendo los más perjudicados La Orotava, Candelaria y Arafo, con un 34.9%, 12.9% y 12.3% de área afectada, respectivamente.

El informe detalla que el 71.7% del área afectada era bosque protegido, mientras que el 25.5% era área natural protegida. Además, se estima que se perdieron aproximadamente 11,500 turistas y se cancelaron unas 4,900 habitaciones, lo que generó pérdidas de aproximadamente 12.3 millones de euros. También se menciona que aproximadamente el 2.2% de los turistas decidieron no viajar a la isla debido al incendio.

En términos de restauración ambiental, se estima que el coste ascenderá a 39.7 millones de euros, mientras que las infraestructuras públicas sufrirán pérdidas por valor de 26.5 millones de euros. Por otro lado, las explotaciones agrícolas se verán afectadas en aproximadamente 14.1 millones de euros. En total, se estima que los costes a corto plazo ascenderán a 146.3 millones de euros.

Además de los daños económicos, el informe también destaca los efectos ambientales del incendio. Se estima que se dejarán de recargar 8.7 hectómetros cúbicos de agua en los próximos diez años, lo que tendrá un coste de 4.9 millones de euros. También se estima que se emitieron 180,000 toneladas de CO2 a la atmosfera, lo que supondrá un coste de 15.5 millones de euros si se aplica el gravamen de la UE.

El informe también menciona los daños en la vegetación, ya que aunque el pino canario puede volver a crecer en unos cuatro o cinco meses, la regeneración completa de un bosque de pino tarda alrededor de diez años. La recuperación dependerá de la cantidad de daños sufridos, estimando un plazo de un año para áreas con hasta un 10% de superficie quemada, dos años para un 25%, cinco años para un 50% y diez años para áreas con más del 50% de afectación.

El Gobierno tiene la intención de enviar este informe al Gobierno central para que se declare la zona como catastrófica y se pueda recibir financiación adicional para acelerar la recuperación del área afectada. También se ha solicitado una mayor atención y fondos para combatir los incendios forestales debido al aumento de las temperaturas causado por el cambio climático.

El Gobierno ha tomado medidas en diferentes sectores para ayudar en la recuperación de la isla. Se ha concedido una subvención de 2.01 millones de euros para un plan de empleo dirigido a reducir los efectos del incendio forestal. También se ha puesto en marcha una campaña de bonos consumo para apoyar la recuperación económica de los municipios afectados, con un presupuesto de 600,000 euros.

En resumen, el incendio forestal en Tenerife ha causado daños económicos significativos y ha tenido un impacto negativo en el turismo y el medio ambiente. El Gobierno está tomando medidas para la recuperación y espera recibir fondos adicionales del Gobierno central para acelerar este proceso.