24h Canarias.

24h Canarias.

La contaminación de microplásticos golpea fuertemente a Canarias, región líder de la Macaronesia.

La contaminación de microplásticos golpea fuertemente a Canarias, región líder de la Macaronesia.

Un proyecto de investigación financiado con un presupuesto de millón y medio de euros ha identificado a Playa Grande (Tenerife), Famara (Lanzarote) y Playa Lambra (La Graciosa) como 'puntos negros' en el archipiélago canario en cuanto a la llegada de microplásticos. Estos resultados se presentaron en una jornada de presentación de resultados finales del proyecto "Evaluación del impacto de microplásticos y contaminantes emergentes en las costas de la Macaronesia" (IMPLAMAC), el cual duró cuatro años y fue liderado por la Universidad de La Laguna.

En la jornada de presentación estuvieron presentes el rector de la Universidad de La Laguna, el director general de Transición Ecológica y Lucha contra el Cambio Climático del Gobierno de Canarias, el director de Investigación y Desarrollo Tecnológico del Vicerrectorado de Investigación y Transferencia de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, y el investigador principal del proyecto y coordinador del grupo de investigación en Química Analítica Aplicada de la Universidad de La Laguna.

El proyecto contó con la participación de varias instituciones y entidades de investigación de los archipiélagos de la Macaronesia, como las universidades de Las Palmas de Gran Canaria, de Las Azores y de Cabo Verde, así como la Agencia Nacional para el Desarrollo de la Investigación, la Tecnología y la Innovación de Madeira y la Dirección Regional del Mar de Madeira. El primer objetivo del proyecto fue establecer una metodología de muestreo común para obtener datos comparables sobre la presencia de microplásticos en los archipiélagos de la Macaronesia.

Una vez establecido el protocolo de muestreo, se llevaron a cabo 430 muestreos en 46 playas de los archipiélagos, y se procesaron más de 6.000 muestras. A partir del análisis de estas muestras, se encontró que los microplásticos predominantes en todos los archipiélagos eran fragmentos de plásticos rígidos de color blanco, transparentes y azules, que provenían de la rotura de plásticos más grandes. Estos fragmentos son principalmente de polietileno y polipropileno, dos de los plásticos más producidos a nivel mundial.

Se constató que Canarias es la región de la Macaronesia más afectada por la llegada de microplásticos, especialmente en playas como Playa Grande (Tenerife), Famara (Lanzarote) y Playa Lambra (La Graciosa), que han sido previamente identificadas como 'puntos negros'. Además, se descubrió un nuevo punto de llegada masiva de microplásticos en Arenas Blancas, en la isla de El Hierro.

En cuanto a los efectos de los microplásticos en los ecosistemas marinos, se encontró la presencia de microplásticos en los estómagos de diversas especies de peces, como el bonito listado, el pargo, el salmonete, la caballa, la garoupa, el pez espada negro y el chicharro. La mayor presencia se encontró en el pez espada negro de Madeira, seguido del bonito listado de Canarias y la garoupa de Cabo Verde. Los microplásticos predominantes en estas especies fueron las fibras, las líneas de pesca y los fragmentos.

El proyecto también analizó la presencia de contaminantes orgánicos emergentes en los microplásticos, encontrando que el 85% de las muestras analizadas contenían estos contaminantes. Los filtros UV fueron los más comunes, seguidos de las hormonas y los fármacos.

Estos resultados subrayan la urgente necesidad de abordar el problema de la contaminación por microplásticos y de tomar medidas para proteger el medio ambiente de sus efectos dañinos.