Especialistas policiales revelan que los negociadores buscan un vínculo vital con las personas en situaciones de tentativa suicida

Especialistas policiales revelan que los negociadores buscan un vínculo vital con las personas en situaciones de tentativa suicida

Las Palmas de Gran Canaria, 6 de noviembre.

Buscar "ese enganche" a la vida de las personas que se encuentran en una situación de tentativa suicida es el principal objetivo de los negociadores de la Policía Nacional en situaciones críticas donde la vida está en peligro.

En una conversación con Europa Press, tres negociadores de la Policía Nacional explican cómo emplean su serenidad para afrontar situaciones críticas y salvar vidas. Aunque sus funciones dentro del cuerpo son distintas, comparten la especialidad de negociador/a y están disponibles las 24 horas del día, los 365 días del año. Son piezas fundamentales en situaciones como tentativas de suicidio, atracos o secuestros con rehenes.

Almudena Sánchez, Ignacio Villar y Natalia Lorenzo son tres de los ángeles que logran que muchas personas en situaciones límite vuelvan a encontrar razones para vivir y enfrentar sus problemas de salud mental. Su intervención concluye cuando termina el peligro para la persona, pero juegan un papel importante para evitar que la situación crítica se consuma.

El objetivo de los negociadores en situaciones críticas, como una tentativa de suicidio, es encontrar "ese enganche" que haga que la víctima reduzca la tensión y encuentre motivos para seguir viviendo. Para lograrlo, recopilan toda la información posible sobre la persona, ya que cuanto más datos tengan, más podrán conectar con ella y comprender lo que la ha llevado a esa situación.

La comunicación con la víctima es fundamental para establecer un vínculo, aunque reconocen que no siempre es fácil. Buscan ganar tiempo para que la persona pueda calmarse emocionalmente mientras habla con los negociadores. Pueden realizar intervenciones de varios minutos e incluso horas.

Los negociadores enfatizan que la salud mental no tiene un perfil determinado y que cualquier persona puede enfrentar un problema que le cause un dolor abrumador y la sensación de no tener salida. Es crucial llegar a lo que les "enganche" a la vida.

Las intervenciones de tentativas de suicidio suponen un desafío emocional tanto para la víctima como para el negociador. El estrés de la situación puede desbordar las emociones, pero los negociadores tratan de mantener la calma y tranquilizar a la persona para que desista voluntariamente.

Cuando la situación se revierte, es común que la víctima busque un abrazo y establezca un contacto personal con los negociadores. Por eso, es importante que la sociedad esté consciente de las alertas de posibles situaciones críticas y actúe antes de que se llegue a la ideación suicida.

Defienden la necesidad de no negar la existencia de los suicidios para poder encontrar soluciones. Destacan que el porcentaje de ideación suicida es elevado y es crucial buscar ayuda y normalizar la situación.

En España, la Policía Nacional cuenta con una red de negociadores, entre ellos los cuatro que están en Canarias. Desde la Consejería de Sanidad se anima a pedir ayuda a través del teléfono 024 y a acudir a profesionales de la salud mental cuando sea necesario. También se trabaja en el cuidado de la salud mental y la prevención del suicidio en el archipiélago.

En cuanto a las cifras de suicidio en España, han ido en aumento en los últimos años. En 2022, se registraron 4.097 suicidios, un aumento del 2,3% en comparación con el año anterior. También se destaca el incremento en el número de suicidios en menores de 20 años.

Tags

Categoría

Islas Canarias