24h Canarias.

24h Canarias.

Emergencia democrática: Populismos desafían las reglas del juego

Emergencia democrática: Populismos desafían las reglas del juego

El jefe de la Oficina de Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, José Ignacio Torreblanca, ha alertado este viernes sobre la crisis que atraviesa la democracia a nivel mundial. Según Torreblanca, la democracia lleva 18 años de retroceso tanto en cantidad como en calidad. Estas erosiones abren la puerta a movimientos populistas y nacionalistas que no creen en el orden multilateral establecido por instituciones internacionales. Se trata de una ideología liberal globalista que considera que estas instituciones coartan la soberanía de los estados y restringen las libertades individuales.

En una conferencia organizada por La Provincia y patrocinada por la Cámara de Comercio de Gran Canaria, titulada 'El nuevo desorden global y su implicación para Europa y sus empresas', Torreblanca también ha mencionado el incremento en el número de personas que han perdido la fe en la democracia. En la actualidad, cada vez más personas solo consideran legítimas las elecciones cuando su partido gana, lo que denota una falta de aceptación del gobierno elegido por parte de los perdedores.

El experto político también ha destacado el problema de aceptación de la democracia por parte de los perdedores en todo el mundo, incluyendo Estados Unidos, Brasil y la mayoría de los países europeos. Esta falta de aceptación lleva a una polarización excesiva de la sociedad. Según los politólogos, para que una democracia funcione, las preferencias de los ciudadanos deben distribuirse en una curva normal, con la mayoría ubicada en el centro y pocos en los extremos. Sin embargo, la dinámica de polarización convierte esa curva en una forma de 'U', empujando a la gente hacia los extremos y evitando el cruce de líneas partidistas.

Torreblanca también ha señalado que el objetivo de esta estrategia es evitar la alternancia en el gobierno. Si nadie cambia su voto debido a la lealtad extrema a un partido, se crea una dinámica de polarización en la población. Además, el papel de las redes sociales ha sido contrario a lo que se esperaba. Las dictaduras han sido más eficientes en utilizar la información y el control de las redes sociales para fortalecer su régimen y interferir en la política de las democracias, debilitando la confianza de los ciudadanos en sus sistemas políticos.

Estos problemas se han evidenciado claramente durante el Brexit, la campaña electoral de Estados Unidos que llevó a la presidencia a Donald Trump y en varias elecciones europeas, entre otras. La desinformación y los ataques cibernéticos debilitan aún más la confianza de los ciudadanos en sus sistemas políticos.