24h Canarias.

24h Canarias.

El PSOE lidera en Canarias con 6-7 escaños, seguido por el PP con 4-6. Sumar obtiene 2 escaños, mientras que Vox y CC consiguen entre 0-2 y 0-1 escaños respectivamente.

El PSOE lidera en Canarias con 6-7 escaños, seguido por el PP con 4-6. Sumar obtiene 2 escaños, mientras que Vox y CC consiguen entre 0-2 y 0-1 escaños respectivamente.

En Canarias se reparten 15 escaños, 8 por Las palmas y 7 por Santa Cruz de Tenerife

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA/MADRID, 5 Jul.

La macroencuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) para las elecciones generales del 23 de julio prevé que el PSOE gane en las islas Canarias con entre 6 y 7 escaños, por delante del PP que estaría entre 4 y 6, Sumar con 2, Vox con entre 0 y 2, y CC con entre 0 y 1; de los 15 que se escogen en el archipiélago --8 por Las Palmas y 7 por Tenerife--.

Por provincias, de los ocho escaños que se reparten en Las Palmas, el PSOE obtendría entre 3 y 4, el PP entre 2 y 3, Sumar 1 y Vox y CC, ambos con entre 0 y 1.

Mientras, en Santa Cruz de Tenerife, de los siete diputados que se eligen, el PSOE sacaría 3, PP entre 2 y 3, Sumar 1 y Vox entre 0 y 1, quedándose CC sin escaño según la encuesta.

En el conjunto de España, el CIS dibuja un escenario de empate técnico, con el PP dos décimas por delante del PSOE, aunque la suma de la izquierda gana en escaños al bloque de la derecha, rondando la mayoría absoluta.

En concreto, el CIS da al PP una estimación de voto del 31,4% y entre 122 y 140 escaños frente al 31,2% del PSOE, que tendría entre 115 y 135 diputados.

La tercera plaza es para Sumar con un 16,4% y entre 43 y 50 escaños, superando el resultado de Unidas Podemos, mientras que Vox cae al cuarto lugar con un 10,6% y entre 21 y 29 diputados, muy por debajo de los 52 que logró hace cuatro años.

En todo caso, la suma del PP y de Vox queda lejos de la mayoría absoluta en el Congreso, que está en 176, mientras que el PSOE con Sumar tendría a tiro el gobierno pues ambas fuerzas alcanzarían la mayoría absoluta en la horquilla más alta, o en su defecto, tendrían fácil lograrlo con algún otro partido minoritario.

El estudio se basa en 29.201 entrevistas telefónicas realizadas durante 20 días de junio, entre el 8 y el 27, a españoles residentes en 3.734 municipios de 50 provincias y Ceuta y Melilla. Ese trabajo de campo es posterior a la victoria del PP en las elecciones locales y coincidió con las negociaciones para conformar ayuntamientos y parlamentos autonómicos.

A un mes de la cita con las urnas, el PP ya cuenta con el voto decidido del 25,4% de los españoles, mientras que un 24,6% avanza su intención de apoyar a Pedro Sánchez. El tercer partido mencionado en voto directo es Sumar, con un 12,7% de las respuestas espontáneas, y Vox se queda en un 8,8%.

Ante esa pregunta directa todavía hay un 14,1% de electores que no tiene decidido su voto y otro 2,8% que evita contestar. La abstención está en una franja mínima: sólo un 2,3% anticipa que no acudirá al colegio electoral.

Es más, la celebración de elecciones en vacaciones no parece haber hecho mella en los electores pues en otra pregunta se ve un 82% que tiene decidido ir a votar en persona, mientras que un 6,6% asegura que ya pedido el voto por correo y otro 6,8% piensa solicitarlo.

Con todas las respuestas del cuestionario y la fórmula propia del CIS, la macroencuesta otorga al PP una estimación del voto del 31,4%, su mejor dato desde que el sociólogo socialista José Félix Tezanos accediera a la Presidencia del instituto público. Son casi once puntos más que el resultado que obtuvo Pablo Casado en las generales de noviembre de 2019. Traducido en escaños, serían entre 122 y 140 diputados, frente a los 88 que sumó en las últimas legislativas.

Pero el PSOE también crece y se queda a sólo dos décimas, con un apoyo estimado del 31,4%, 3,2 puntos por encima del resultado con el que Pedro Sánchez ganó las últimas elecciones generales. Obtendría, según el CIS, entre 115 y 135 diputados frente a los 120 con los que ha contado esta legislatura recién terminada.

Esa igualdad entre los dos grandes partidos se desequilibra con sus hipotéticos socios de gobierno. El CIS ve a Sumar en alza, con una estimación de voto del 16,4% y entre 43 y 50 escaños, cuando hace cuatro años Unidad Podemos, Más País y Compromís lograron por separado un 15% y 38 diputados; y en cambio Vox cae del 15% de 2019 al 10,6% de la macroencuesta (la misma estimación de voto de los últimos barómetros), lo que le otorgaría ahora entre 21 y 29 diputados, muy por debajo de las 52 actas que ha tenido en la Cámara Baja.

Además, dos de cada tres encuestados (65%) esta convencido de que estas elecciones generales las va a ganar el PP y sólo un 19,5% apuesta por el PSOE, pero en cambio son más quienes desearían que fuera al contrario: un 31% quiere que gane el PSOE y un 28,4% el PP.

En cuanto a los partidos de ámbito territorial, el CIS mantiene a ERC por delante de Junts, aunque bajando: a los republicanos se les calcula un 1,6% y de cinco a siete diputados (sacaron 13 en 2019), mientras que los de Carles Puigdemont obtendrían entre tres y seis escaños con un 1,1% de estimación de voto.

El organismo demoscópico prevé un adelanto de Bildu al PNV: 1,2% y entre cuatro y siete diputados para la izquierda abertzale que capitanea Arnaldo Otegi y 1% y de tres a cinco escaños para los nacionalistas.

En alza también aparece el BNG con un 1% y dos o tres escaños, mientras que Coalición Canaria, Teruel Existe y la CUP tienen en el aire entrar en el Congreso.

En cuanto a la valoración de líderes, la de Sumar y vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, repite en cabeza con una nota media de 4,70 puntos, pero es su peor dato en año y medio y ya le pisa los talones el presidente Pedro Sánchez, que sube hasta los 4,68 puntos. La tercera plaza es para Alberto Núñez Feijóo, con 4,30, y muy lejos queda el presidente de Vox, Santiago Abascal, con 2,96 puntos.

Sánchez vuelve a ser el político preferido para presidir el Gobierno, mencionado por el 28,5% de los encuestados, pero el líder del PP ha ido recortando la ventaja del socialista y en esta macroencuesta está a menos de dos puntos (26,7%), cuando en los tres últimos barómetros estaba cinco o seis puntos por debajo.

Por último, hay división de opiniones sobre la gestión del Gobierno de coalición: un 43,3% de los encuestados expresa una valoración positiva frente a un 48,9% que la descalifica como mala o muy mala. Eso sí, la labor de oposición del PP es vista peor: siete de cada diez la descalifican (71,1%) y sólo un 18,5% la juzga 'buena' o 'muy buena'