24h Canarias.

24h Canarias.

El incremento de estafas por internet preocupa a la Policía Nacional en Canarias.

El incremento de estafas por internet preocupa a la Policía Nacional en Canarias.

La Policía Nacional ha advertido a los ciudadanos de las diferentes modalidades de estafa que existen actualmente por internet, ya que el delincuente tiene la capacidad de poder llegar a numerosas víctimas con el simple 'click' de una tecla.

En el caso de Canarias, los datos del Ministerio de Interior sobre criminalidad en el primer trimestre de 2023 recogen un aumento de cibercriminalidad en las islas de un 14,7 por ciento, al pasar de los 3.358 infracciones penales cometidas en/por medio ciber en los primeros tres meses del año 2022 a los 3.853 de este año.

Y dentro de esta cibercriminalidad, destacan los delitos de estafas informáticas que en el archipiélago se han incrementado un 16,5 por ciento al registrar 3.325 infracciones a diferencia de las 2.855 que se contabilizaron en el mismo periodo de 2022.

Ante estos datos, la Policía Nacional resalta en nota de prensa los alquileres vacacionales y de larga temporada como uno de los nichos donde se cometen este tipo de delitos, ya que se anuncian por diferentes plataformas en la red de alquiler, viviendas incluso con fotos originales a un precio "inusualmente más barato, lo que hace que sea más atractivo" al cliente.

En este caso el supuesto anfitrión solicita o una fianza o un pago completo, ya sea mediante transferencia o por pago de aplicación móvil, de tal forma que una vez realizado dicho pago el autor desaparece, por lo que la vivienda no era un alquiler real.

Aconseja, por lo tanto, sospechar el que tenga un precio inusualmente por debajo del mercado, al tiempo que recomienda que los alquileres vacacionales se reserven y se paguen por la plataforma oficial, ya que permitirá tener un "respaldo veraz y jurídico, y no directamente al anfitrión".

Respecto a los pagos, se aconsejan hacerlo con tarjeta de crédito y evitando hacer transferencias bancarias porque las tarjetas de crédito aportan "una seguridad y la posibilidad de recuperar" el dinero.

Añade que hay que comprobar con la propia plataforma que la vivienda es real y en el caso de alquileres de larga temporada no pagar ninguna fianza o cualquier pago sin haber ido a ver el domicilio, subrayando que antes de cualquier transacción se debe tener firmado el contrato de arrendamiento.

Otro de los casos de estafa a los que hace referencia el cuerpo policial es el de hijo en apuros. En este caso, indican, se recibe un mensaje al teléfono desde un número desconocido en el que se hacen pasar por un familiar, normalmente hijo o hija que están de viaje en el extranjero, y solicitan una cantidad económica para resolver un problema personal.

La víctima al creer que está hablando con su hijo o hija ingresa en una cuenta bancaria o a través de una aplicación de envío de dinero la cantidad solicitada. En estos casos inciden en que se debe sospechar de que se está ante una posible estafa y tratar de contactar directamente con el hijo o hija para comprobar la veracidad del problema, especialmente si está de viaje.

Además apuntan en que si se insiste en el ingreso de dinero no hay que "caer en la urgencia", subrayando la necesidad de hacer las comprobaciones y "nunca" mandar dinero precipitadamente. A modo de ejemplo, exponen que si es por mensajería se le puede solicitar que mande una foto o hacerle preguntas que solo su hijo o hija podrían contestar; o que su hijo o hija acuda a una comisaría cercana y desde allí llame por teléfono.

Las llamadas de agentes bancarios o los links de banco que se pueden recibir por mensaje móvil de presuntamente la entidad bancaria de la persona es otro tipo de estafa cuando en el link se indica la necesidad de acceder a través del mismo a la banca para poder resolver un problema.

En estos casos se tiene que sospechar de que puede ser una estafa, por lo que se recomienda no acceder "nunca" al link que mandan, ya que pueden derivar a páginas web fraudulentas o facilitar el acceso a datos personales.

En el caso de llamadas de un supuesto asesor bancario, se aconseja no acceder a las indicaciones que da porque el banco "nunca llamará para pedir datos personales de manera telefónica", y ante la duda se debe contactar directamente con el banco o acudir a él.

La paquetería y mensajería, ya sea a través de mensajes al teléfono móvil, como por correo electrónico, es otro nicho de estafas cibernéticas. Aquí reciben avisos urgentes de paquetes que se está esperando y te solicitan entrar en un link, o en muchas ocasiones no se está esperando nada, por lo que es sospechoso.

En el caso de estar esperando recibir algún paquete y envían este tipo de mensajes, la Policía Nacional señala que se debe sospechar siempre que puede ser una estafa, aconsejando no acceder al link, y, en caso de duda, contactar con la empresa oficial de paquetería o mensajería que este tramitando el pedido.

Por otro lado, indican que una modalidad detectada es hacia el sector empresarial, en la que el delincuente se pone en contacto normalmente vía telefónica con algún empleado y le dice que falta algún recibo por pagar, que de no hacerlo de manera inmediata, se procederá a cortar el suministro por ejemplo de agua o luz de la empresa.

En estos casos, apunta, existe un conocimiento previo de los autores de la actividad empresarial que es objetivo, por lo que se dirigen en algunos casos de forma personal con algún empleado. El objetivo es lograr grandes sumas de dinero mediante transferencias bancarias que facilitan a la víctima.

Por ello, aconsejan sospechar siempre de estar ante una posible estafa, hacer la comprobación directamente con el responsable de la empresa antes de realizar cualquier transacción bancaria, al tiempo que señalan que las entidades oficiales nunca solicitan dinero de manera telefónica ni con insistencia de urgencia.

Finalmente, la Policía Nacional recomienda, en caso de haber sido víctima de algunas de estas estafas, acudir a una comisaría para interponer la denuncia, siendo "muy importante" facilitar toda la información que se pueda aportar a los agentes policiales --correos electrónicos, mensajes, recibos, capturas de pantalla, números de teléfonos, entre otros--, ya que "será fundamental" para la investigación policial.