24h Canarias.

24h Canarias.

El Gobierno de Canarias destina la mínima inversión de 801 euros por persona a la dependencia en 2022, quedando en el penúltimo lugar a nivel nacional.

El Gobierno de Canarias destina la mínima inversión de 801 euros por persona a la dependencia en 2022, quedando en el penúltimo lugar a nivel nacional.

Canarias se encuentra en la segunda posición como la comunidad autónoma que menos invirtió en dependencia el año pasado, según revela un informe publicado por la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales. En concreto, se destinaron 801 euros por persona y año, solo por delante de Galicia que invirtió 615 euros.

La comunidad canaria fue la décimosegunda en gasto por persona beneficiaria, con un total de 7.770 euros, lo que equivale a 90,79 euros por persona.

Durante el año pasado, Canarias invirtió un total de 233,9 millones de euros en dependencia, de los cuales el 23,5% fue aportado por el Estado (55,1 millones) y el 76,4% por la comunidad autónoma (178,7 millones). Esto permitió atender a una media de 30.383 personas.

En el conjunto de todas las comunidades autónomas se destinaron 7.573 millones de euros para atención a la dependencia en 2022, lo que supone un descenso de 98 millones con respecto al año anterior.

Además, el informe destaca que la inversión pública en atención a la dependencia alcanzó los 10.234 millones de euros en 2022. De esta cantidad, el 74% fue financiado por las comunidades autónomas (7.573 millones de euros), mientras que el 26% corresponde a la aportación estatal (2.661 millones de euros), incluyendo el cupo vasco y la aportación Navarra.

Sin embargo, si se contabilizara la aportación de Navarra y el cupo vasco, la inversión de las comunidades autónomas se reduciría aún más, llegando a 134 millones de euros menos que el año anterior.

El informe también señala que nueve comunidades autónomas redujeron el gasto en atención a personas dependientes en comparación con 2021. Destacan los recortes en Murcia y Cataluña, que ocuparon los últimos puestos de la Escala de Valoración del Observatorio de la Dependencia el año pasado. Por otro lado, Baleares y Navarra son las comunidades que más incrementaron su inversión, con un aumento del 17% y 8,8%, respectivamente.

Según el informe, las comunidades autónomas que más invierten en dependencia por persona potencialmente dependiente y año son País Vasco, Extremadura y Navarra, mientras que Canarias y Galicia se sitúan a la cola de la lista.

En cuanto al gasto anual medio por persona beneficiaria, fue de 8.135 euros en 2022. La Administración General del Estado aportó 2.115 euros en concepto de nivel mínimo de protección, mientras que las comunidades autónomas financiaron 6.020 euros.

País Vasco fue la comunidad que destinó la mayor cantidad económica por persona beneficiaria, con un total de 13.390 euros anuales. Por otro lado, Andalucía fue la comunidad que menos invirtió, con 6.547 euros anuales.

Los autores del informe señalan que la financiación autonómica frente a la estatal presentaba una tendencia alcista durante el periodo 2015-2020, pero en 2021 se produjo un cambio con el incremento en la financiación estatal. Sin embargo, algunos gobiernos autonómicos aprovecharon este incremento para reducir su inversión. Los recortes en la aportación de la mitad de las comunidades autónomas han limitado la capacidad de impacto de los fondos del plan de choque.

En resumen, el reparto de la financiación entre la AGE y las CCAA varía enormemente entre los territorios. País Vasco, Islas Baleares y Navarra son las comunidades que más financian sus sistemas, mientras que Galicia, Andalucía y Castilla y León se mantienen por debajo de la media de financiación autonómica.

Por último, el informe destaca el incremento en el número de personas en situación de dependencia atendidas cada año desde 2015. Sin embargo, el incremento en el gasto total certificado fue menor que el aumento en el número de personas beneficiarias entre 2021 y 2022.