24h Canarias.

24h Canarias.

Desmantelada una peligrosa banda dedicada al tráfico internacional de drogas en la Costa del Sol y Tenerife

Desmantelada una peligrosa banda dedicada al tráfico internacional de drogas en la Costa del Sol y Tenerife

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal, asentada en la Costa del Sol y Tenerife, dedicada al transporte internacional de drogas por carretera. La operación, coordinada por Europol y llevada a cabo junto con agentes de los Países Bajos, se ha saldado con la detención de los 23 integrantes de la organización en Málaga, Granada, Murcia, Noruega, Irlanda y Países Bajos.

También se han realizado diez registros domiciliarios en Málaga, Tenerife y Países Bajos en los que se han intervenido 440.000 euros, 323 kilos de marihuana, 71 kilos de hachís, 300 gramos de cocaína, 2 kilos de MMDA, cuatro armas de fuego, un arma simulada y otra de aire comprimido, 19 vehículos y diverso material informático.

Para transportar las sustancias estupefacientes y las armas los miembros de la organización utilizaban vehículos en las que ocultaban el material entre distintos tipos de mercancía, revistiendo la droga con material como poliuretano para dificultar su descubrimiento. También utilizaban empresas de logística internacional con las que realizaban los envíos de palés con diversos tipos de mercancía y entre los cuales escondían la droga.

La investigación comenzó en octubre de 2021, en el marco de EMPACT, cuando la organización estaba realizando los preparativos necesarios para llevar a cabo el transporte de una gran cantidad de cocaína mediante el uso de contenedores marítimos. Hasta el momento realizaban transportes de menor calado de hachís y marihuana desde España a países del norte de Europa. Como consecuencia de esta investigación se logró interceptar seis de los transportes de droga que los detenidos habrían intentado consumar.

En abril de 2022 se consiguió detectar el transporte de 35 kilogramos de hachís en Noruega en un vehículo caleteado procedente de Málaga. En mayo de ese mismo año se logró interceptar un camión con 128 kilos de marihuana y 36 kilos de hachís en Granada con destino Alemania. Ya en 2023 se interceptaron tres de los transportes que la organización pretendía realizar, pudiendo intervenirse 45 kilos de marihuana en Murcia, 33 y 54 kilos de marihuana en Irlanda camuflada en palés entre mercancía y 63 kilos de marihuana en Granada también transportada en palés.

Finalmente se tuvo conocimiento que la organización estaría transportando una gran cantidad de droga en la ciudad holandesa de Norrd-Sharwoude. Los investigadores activaron los mecanismos de cooperación internacional y, una vez alertadas las autoridades de Países Bajos, se detuvo a tres integrantes de la organización a los que se les intervino grandes cantidades de estupefacientes y cuatro armas de fuego.

Gracias a la investigación previa se pudo llevar a cabo la desarticulación total de la organización criminal investigada, asentada en la Costa del Sol y Tenerife, dando como resultado la detención de doce de sus integrantes. El resultado final de la operación ha sido la detención de 23 personas. Todos los arrestados ingresaron en prisión provisional tras ser puestos a disposición judicial.

Durante la investigación los agentes pudieron comprobar el nivel de sofisticación de la organización criminal, al detectar que habían llegado a hacer una inversión de 200.000 euros instalando un servidor de comunicaciones encriptadas, de esta manera pretendían evitar que se detectara la comunicación de los integrantes de la estructura criminal. Este entramado era supervisado por un miembro de la red titulado en ingeniería. En los registros se intervinieron además más de 80 teléfonos encriptados y 150 tarjetas telefónicas.

La investigación se ha llevado a cabo por agentes de la Policía Nacional española y de la policía de Países Bajos en el marco del EMPACT (Plataforma Multidisciplinar Europea contra las Amenazas Delictivas). A través de este marco, los Estados miembros de la Unión Europea, las agencias y otros socios de la UE colaboran estrechamente para hacer frente a las principales amenazas delictivas mediante acciones operativas conjuntas concebidas para desarticular las redes delictivas, sus estructuras y sus modelos de negocio.

La investigación desarrollada en este marco ha contado con la cofinanciación de la Unión Europea dentro del apoyo que se da a los Estados miembros para combatir la criminalidad en campos como el tráfico de cannabis, heroína y cocaína entre otras materias.