24h Canarias.

24h Canarias.

Cáritas alerta del aumento de la pobreza en Las Palmas con 28.487 atendidos en 2022.

Cáritas alerta del aumento de la pobreza en Las Palmas con 28.487 atendidos en 2022.

La organización Cáritas Diocesana de Canarias ha registrado un aumento de la pobreza en la provincia de Las Palmas, donde se ha prestado atención a 28.487 personas durante el año 2022. Según Cáritas, tras la crisis económica derivada de la pandemia, la pobreza y la exclusión social se han intensificado, afectando a aquellas personas que no han logrado recuperarse de la crisis económica.

Durante la rueda de prensa para presentar la memoria anual de la organización, la secretaria general de Cáritas Diocesana de Canarias, Caya Suárez, ha explicado que la pobreza "se ha intensificado y cronificado", en gran parte por el aumento generalizado de los precios y el costo de vida. Además, las personas que han recibido atención de la organización han sufrido "mayor deterioro" en su salud mental, lo que ha llevado a un incremento de adicciones, aislamiento y soledad.

Los datos reflejan que se han dado nuevas situaciones de pobreza, entre ellas la de las personas trabajadoras pobres y una mayor vulnerabilidad de las personas mayores. Cáritas Diocesana ha atendido a un total de 28.487 personas en 2022, lo que supone un incremento del 15 por ciento con respecto al año 2019, previo a la pandemia. En el año 2020, la organización atendió a 45.331 personas, y en 2021, a 53.186.

El obispo de la Diócesis de Canarias y presidente de Cáritas, José Mazuelos, ha destacado que se ha atendido a un 12 por ciento de la población de la provincia de Las Palmas en riesgo de pobreza y exclusión social durante los dos años de crisis. Mazuelos ha advertido que aunque la situación ha mejorado, la pobreza se ha intensificado y se ha vuelto más severa para las personas más pobres y vulnerables.

El director de Cáritas Diocesana de Canarias, Gonzalo Marrero, ha señalado que la recuperación económica en Canarias, especialmente la del empleo, y las políticas puestas en marcha por las administraciones públicas para paliar los efectos de las crisis, "han influido de forma decisiva en la mejora" de esta situación. A pesar de esto, han detectado que para las personas que se han quedado ancladas en la pobreza y la exclusión social tras las crisis, los factores clásicos de integración "están perdiendo eficacia", ya que el acceso al empleo y a una renta no garantizan la integración social plena.

Las personas atendidas por Cáritas Diocesana de Canarias sigue siendo en un 60 por ciento mujeres, un 48 por ciento tiene entre 40 y 59 años, el 58 por ciento de nacionalidad española, un 49 por ciento son familias con menores a cargo y el 74 por ciento está desempleado, de los cuales el 42 por ciento no tiene ingresos. Cáritas ha atendido a 3.155 personas afectadas por la vulneración del derecho a una vivienda digna, y el 32 por ciento de los hogares atendidos no es titular de su vivienda.

La organización también ha destacado que se ha registrado un aumento en el número de casos de patología dual (patologías de salud mental junto al consumo de sustancias que derivan en adicción) y un progresivo aumento de mujeres con adicción al alcohol. En este sentido, el apoyo psicológico ha aumentado en un 8 por ciento respecto al año anterior.

En la actualidad, la institución necesita 1,2 millones de euros, y las administraciones públicas deben a la organización más de 3 millones de euros. Cáritas ha encontrado dificultades para cumplir su misión, ya que se ha producido un aumento extraordinario de personas "que ha puesto al límite" los recursos humanos y económicos de la organización.