24h Canarias.

24h Canarias.

Canarias proporcionará a los ayuntamientos instrumentos para regular el alquiler turístico de viviendas en las islas.

Canarias proporcionará a los ayuntamientos instrumentos para regular el alquiler turístico de viviendas en las islas.

En Las Palmas de Gran Canaria, la consejera de Turismo y Empleo de Canarias, Jéssica de León, junto con el director general de Ordenación, Formación y Promoción Turística, Miguel Ángel Rodríguez, han presentado un anteproyecto de ley revolucionario. Este proyecto busca dotar a los ayuntamientos de herramientas para planificar y ordenar el uso turístico de viviendas en la región.

De León enfatizó que los ayuntamientos tendrán la responsabilidad de establecer los límites, en el marco de sus competencias urbanísticas. La idea es no prohibir, sino planificar y ordenar de manera efectiva. Según De León, "solo podrá haber vivienda vacacional cuando el planeamiento urbanístico lo permita".

La consejera destacó que "con la nueva ley, una parcela residencial no podrá ser utilizada exclusivamente para hospedaje en ninguna modalidad de alojamiento turístico". Esto representa un cambio significativo con respecto a la regulación actual, que no establece límites cualitativos ni cuantitativos para la actividad turística en viviendas.

La nueva norma aboga por el equilibrio entre el derecho a la vivienda, la libertad de empresa y la preservación de la identidad y el medio ambiente de Canarias. Por ello, se establece que el 90% de la edificabilidad residencial deberá destinarse a domicilio permanente, aumentando al 80% en las Islas Verdes.

Además, se brindarán herramientas a los ayuntamientos para que puedan ajustar su normativa urbanística y delimitar dónde pueden ubicarse las viviendas turísticas. El Cuadro de Mandos de la Vivienda Vacacional, una herramienta digital, estará disponible para consultar la evolución de esta modalidad de alojamiento en tiempo real y de forma georreferenciada.

El anteproyecto prevé que las viviendas turísticas cumplan con requisitos mínimos de sostenibilidad, calidad y competitividad. Asimismo, las viviendas de nueva construcción deberán destinarse como mínimo diez años a uso residencial antes de poder comercializarse como vivienda vacacional.

Rodríguez señaló que el inicio de la actividad estará sujeto a la presentación de declaración responsable y a una memoria técnica de actividad clasificada. Además, las viviendas sujetas a algún régimen de protección pública no podrán dedicarse a fines turísticos. Este proyecto de ley representa un paso importante hacia la sostenibilidad y el equilibrio en el uso turístico de viviendas en Canarias.